viernes, junio 01, 2018

Novela

Por Miriam Badillo



Me falta imaginación. No soy buena inventando historias. Sé mirar a la gente porque me aterra. No sé cómo acercarme, no sé qué decir, no sé cómo establecer lazos, no sé cómo expresar calidez, no sé cómo hacer que los demás se sientan cómodos en mi proximidad. No sé cómo entablar conversaciones que desemboquen en intimidad, amistad, complicidad, sin sentir que no soy yo la que habla, sin sentir que nunca logro decir lo que realmente quería decir. No sé cómo hacer amigos. No sé cómo hice los que tengo ahora. No sé cómo no sentirme ajena y ansiosa cuando debo participar en alguna reunión, cómo no sentir que me gustaría estar siempre en otro lugar, que desearía salir huyendo sin que nadie se dé cuenta. No sé cómo romper el hielo. Me gusta llegar a todas partes con anticipación, que nadie me vea entrar, no me gusta perturbar a nadie. No me gusta llegar tarde a los conciertos, al cine, a las clases. No me gusta pasar por delante de quienes ya están instalados, no me gusta interrumpir cuando alguien ya ha empezado a hablar, no me gusta cruzar un salón en busca de un asiento vacío. No me acerco, pero miro. Sé mirar y sé escuchar. Pero para escribir esto tengo que salir de mí misma, tengo que crear un personaje y hacer que viva y actúe en el mundo, que haga cosas. Necesito que pasen cosas para él, para el personaje. Necesito una trama, un argumento, un misterio.  

 






miércoles, noviembre 08, 2017

Escribir

Por Miriam Badillo



Escribir es lo único. Sobre qué escribir, no lo sé; hay temas de los que me siento incapaz de ocuparme. Quiero escribir una novela de detectives porque es el bálsamo con el que yo misma me alivio un poco las heridas. De algún modo, a pesar de que en ellas hay siempre un crimen, o muchos, éste no es sino un hecho desencadenante, un pretexto para que todo lo demás tenga lugar, para que la maquinaria del pensamiento resuelva el misterio. Los crímenes en las novelas de detectives no causan un dolor verdadero, lo que importa es resolver el enigma, lo que importa es la obsesión por conocer la verdad y, además de todo, son endiabladamente entretenidas.

viernes, agosto 04, 2017

Ojos verdes

Ojos verdes, encendidos y filosos. 

viernes, julio 22, 2016

Ojos verdes

Ojos verdes.

domingo, marzo 20, 2016

Quiero ser un Rolling Stones


viernes, septiembre 25, 2015

Fragmentos

Por Miriam Badillo

Sé lo que es la dispersión. Sé lo que es el deseo por todo.
Sé lo que es la indefinición.
Sé lo que es el desanimo atemperado y dulce.
No sé para qué sirve saber todo esto, pero es lo que sé.


martes, agosto 04, 2015

¿Por cuánto tiempo y por qué puede extrañarse a un ave marina de esta manera? 

This page is powered by Blogger. Isn't yours?